Unidad Cívica Andaluza por la República-Granada

domingo, 31 de mayo de 2009

Traslado de blog

A partir de ahora, nos pueden encontrar en:

http://republica-granada-ucar.blogspot.com/

UCAR-Granada estrena blog


Desde hace pocos días está en funcionamiento el nuevo blog de UCAR-Granada. El compañero Hilario Sánchez, de Cijuela, lo ha puesto en marcha, tal y cómo se acordó en la última Asamblea General Ordinaria de la asociación. Comienza una nueva etapa en el colectivo granadino de la Unidad Cívica Andaluza por la República, una etapa en la que debemos abrirnos al mundo, hacernos oír, chinchar a los poderosos de turno, construir colectivamente la alternativa republicana al actual estado de las cosas.

Échenle un vistazo a nuestra bitácora, colaboren en su desarrollo y consolidación, pongan su granito de arena en la duna futura de la Tercera República Española.

miércoles, 27 de junio de 2007

Una base de datos de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo en Internet

TODOS LOS NOMBRES

Una base de datos de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo en Internet.

“Quería agradeceros la publicación de la biografía de Antonio y Gonzalo Ortiz Crespo: son familiares míos. Me enteré de su historia por Internet documentándome para un guión de cine que estoy escribiendo. El descubrimiento fue absolutamente casual, no tenía ni idea de su historia. Luego pregunté a mi madre y me confirmó sus muertes en Gusen pero ella no sabía mucho más. Contacté con otros familiares y tampoco me pudieron aportar muchos datos. Muchas gracias por esta publicación de sus biografías y de sus fotos, que me han impresionado pero que me reconforta haber visto. Muchas gracias y un abrazo enorme, Remedios Crespo.”

Este mensaje se recibió en la dirección electrónica del proyecto “Todos los Nombres” el 25 de julio de 2006, apenas veinticuatro horas después de que la biografía de los estepeños Antonio y Gonzalo Ortiz se incorporase a la web www.todoslosnombres.org, lo que viene a ilustrar no sólo cómo la herramienta de información y comunicación que es Internet resulta de gran interés y utilidad para los interesados en lo que ha venido en llamarse Recuperación de la Memoria Histórica, sino también el amplio seguimiento y aceptación que está teniendo el desarrollo de este ambicioso proyecto.

La identificación de las víctimas causadas por los sublevados durante la guerra civil iniciada en 1936 y durante la dictadura franquista y la obtención de información sobre ellas es una ardua tarea en la que los ciudadanos –en la mayoría de los casos descendientes y familiares de las víctimas– encuentran grandes dificultades. Por una parte está la desorientación propia de quien no sabe a qué organismo, qué archivo o qué bibliografía acudir para obtener la información y, por otra, la incapacidad de la propia administración para atender esa demanda de sus ciudadanos. Y no pocos optan por buscar en Internet esa información que no encuentran en otra parte. El uso más frecuente de Internet en España es la búsqueda de información y en la red la hay sobre víctimas de la represión. Si introducimos los términos “guerra civil española” – represión – víctimas – 1936, el popular buscador Google rápidamente encuentra 48.400 resultados. Ahí hay de todo: información histórica, noticias, y también los websites de asociaciones, algunos de los cuales incorporan listados de víctimas y foros a los que acuden los demandantes de información sobre desaparecidos.

No obstante la existencia de estos foros y websites sobre la Guerra Civil, el recurso a Internet como herramienta para la búsqueda de información sobre las víctimas resulta no pocas veces frustrante por la falta de resultados eficaces. De ahí la necesidad de esta iniciativa que, inicialmente circunscrita al ámbito andaluz, tiene como objetivo la creación de una gran base de datos, consultable en Internet, en la que sistemáticamente se irá incorporando toda la información disponible sobre víctimas de la represión franquista en sus distintas modalidades. “Todos los Nombres” toma prestado el título de la novela de José Saramago y hace alusión a que la Recuperación de la Memoria Histórica pasa por la identificación y reconocimiento nominal de todas las personas que sufrieron las consecuencias del régimen surgido del golpe de Estado del 18 de julio de 1936: todos tuvieron un nombre, todos tuvieron una vida, todos tuvieron un rostro. Ése es nuestro utópico objetivo.

El proyecto fue redactado en 2004 por Gonzalo Acosta Bono y ha sido promovido conjuntamente por la Confederación General del Trabajo – Andalucía (CGT.A) y la Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (AMHyJA), que suscribieron un convenio de cooperación para su ejecución y lo presentaron a la convocatoria pública de proyectos en esta materia realizada por la Consejería de Justicia y Administraciones Públicas de la Junta de Andalucía en marzo de 2004. A pesar de ser enormemente atractivo por su carácter generalista, pues afecta a todo el ámbito territorial autonómico, sin embargo no fue seleccionado porque su envergadura y costes de ejecución excedían las previsiones de la convocatoria, que se enfocaba hacia proyectos de carácter local.

Al margen del resultado de la convocatoria de la Consejería de Justicia, los coordinadores del proyecto, Cecilio Gordillo y Gonzalo Acosta, asesorados por el historiador Francisco Espinosa Maestre, que se había incorporado al mismo como responsable del área de Historia, mantuvieron desde septiembre de 2004 entrevistas con representantes de diversas instituciones con el objeto de recabar apoyos y paralelamente fueron madurando la definición del Equipo Directivo del proyecto, la formación de un Consejo Asesor, un Consejo General y se recibió la adhesión de numerosos historiadores e investigadores de la represión. Todo ello permitió que en otoño ya fuese posible hacerlo público a los medios de comunicación (“La represión franquista en Internet”, El Mundo, 17-11-2004) y que en mayo de 2005 se presentase en la Diputación de Cádiz un folleto divulgativo. El Equipo Directivo estaba ya integrado por los coordinadores del proyecto, Francisco Espinosa, Manuel López Peña (responsable del área de informática) y los técnicos Fernando Romero (área de Historia) y José Espinosa Santiago (informático); el Consejo Asesor estaba constituido por nombres de prestigio como los historiadores Josep Fontana, Paul Preston, Hilari Raguer, Nicolás Sánchez Albornoz y el filósofo Reyes Mate; el Consejo General estaba formado por los historiadores Antonio Miguel Bernal y José Luis Gutiérrez Molina, los antropólogos Ángel del Río Sánchez y José María Valcuende del Río, y el archivero Laureano Rodríguez Liáñez; y entre los investigadores que prestaron su adhesión se encontraban ya, entre otros, Julio Aróstegui, Julián Casanova, Carme Molinero, Francisco Moreno Gómez, Alberto Reig Tapia, Mirta Núñez Díaz-Balart, el archivero Antonio González Quintana, etcétera, hasta un total de más de medio centenar de especialistas. Además habían manifestado su adhesión las asociaciones Amical de Mauthausen, Asociación Guerra y Exilio, Sociedad de Ciencias Aranzadi, Centre d'Estudis sobre les Èpoques Franquista i Democràtica, Asociación Memoriaren Bideak, las ARMH de Bollullos Par del Condado, Jaén y Málaga, y las Diputaciones de Sevilla y Cádiz.

Hasta ese momento, la Junta de Andalucía había mostrado una actitud poco decidida. Los representantes de la Consejería de Justicia venían haciendo referencia a “Todos los Nombres” en todas las intervenciones públicas acerca de su actuación en esta materia, de tal modo que se presentaba como un proyecto de la Junta, pero sin que se definiese cómo se implicaría el Gobierno autonómico en él. Tras casi un año de espera, finalmente se firmó el 3 de octubre de 2005 un convenio de colaboración en el que participan, además de las entidades promotoras AMHyJA y CGT.A, la Consejería de Justicia, la Universidad Pablo de Olavide y la Fundación El Monte.

Mientras los trámites burocráticos dilataban la ejecución del proyecto se produjo, sin embargo, una difusión tanto de su idea motora como de su propio título. De ahí que en el Primer Encuentro de Investigadores de la Memoria Histórica, celebrado en Castellar de la Frontera en noviembre de 2004, se propusiese crear a escala provincial gaditana la base de datos que el proyecto proponía para la comunidad autónoma; y de ahí también la publicación del libro “Todos los nombres de Jaén” por la ARMH de esta provincia, o la reciente inauguración de la web www.todoslosnombres.es sobre las víctimas de la represión en Asturias. La aparición de iniciativas análogas plantea, por otra parte, el gran reto de la posible creación de una gran base de datos de ámbito estatal que aglutine y unifique las regionales, con la dificultad que para ello supondría el hecho de que los proyectos e investigaciones ahora en marcha no comparten metodología de trabajo, ni las tipologías represivas y variables contempladas en las respectivas bases de datos, ni las herramientas informáticas creadas para su tratamiento.

“Todos los Nombres” es ya una realidad. La web www.todoslosnombres.org se inauguró el 14 de abril de 2006 con la base de datos de víctimas de la represión en la provincia de Huelva y en las semanas siguientes se han ido incorporando, entre otras, las de presos-esclavos en el Canal del Bajo Guadalquivir y andaluces asesinados en campos de exterminio nazis. El proyecto es -como dijimos- de ámbito andaluz, pero lo entendemos en sentido amplio e incluimos no sólo a los andaluces represaliados en Andalucía, sino también a los que sufrieron represión fuera de los límites de la actual comunidad autónoma, así como a quienes siendo naturales y residentes de otras comunidades sufrieron presidio, destierro o murieron en ésta. En las semanas siguientes se incorporaron escalonadamente las víctimas asesinadas en varios municipios gaditanos y sevillanos, las bases de datos que la ARMH de Jaén maneja para su provincia y la de andaluces destinados a batallones de trabajadores en el Pirineo navarro. En poco más de dos meses la base de datos ha superado el umbral de 10.000 registros y se estima que a finales de 2006 podría alcanzar los 30.000.

Los primeros datos incorporados a la base proceden de la investigación propia de los historiadores y asociaciones comprometidos con el proyecto y se pretende volcar toda la información publicada y los listados de represaliados que circulan en la red. Los investigadores colaboradores proporcionan la información resultante de sus propios trabajos, editada ya en algunos casos, pero inédita y novedosa en otros. Y no son sólo quienes apoyaron el proyecto cuando este aún se encontraba en fase de gestación. Una vez activada la web, varios investigadores de dentro y fuera de Andalucía se han puesto en contacto con nosotros para poner su información a disposición de www.todoslosnombres.org. Así, entre las próximas incorporaciones a la web se encuentran, entre otras, las relaciones de andaluces fallecidos en el Hospital de Prisioneros de Guerra de Gernika, en las prisiones de Valdenoceda y Saturrarán, las últimas aportaciones sobre deportados a Mauthausen, etcétera. Además de los investigadores, los familiares de los represaliados también son una importante fuente de información. Acuden a “Todos los Nombres” demandando información, pero también ofrecen los pocos o muchos datos conservados en la memoria familiar, completan la información de la web y corrigen errores.

La base de datos constituye el núcleo de “Todos los Nombres”, pero conscientes de que la no localización de la persona sobre la que se busca información puede ser muy decepcionante, la web ofrece contenidos alternativos para el usuario interesado en la Recuperación de la Memoria Histórica. Actualmente están operativas las secciones de Noticias y Microbiografías. La primera recoge novedades y avisos que han tenido poca repercusión mediática o que, habiéndola tenido, se han considerado de gran interés. La segunda constituye una galería biográfica de víctimas, la mayoría personajes anónimos hasta ahora, y está integrada por relatos breves –cercanos al centenar a finales de julio- que han sido redactados por historiadores profesionales o por los descendientes y familiares de los propios biografiados en otros casos. Además se ha programado la apertura en breve de tres nuevas secciones: normativa nacional, internacional y autonómica, galerías de imágenes históricas y actuales, e investigaciones; en esta última se incluirán trabajos historiográficos de los colaboradores, unos inéditos y otros editados pero difíciles de encontrar por haberse publicado en libros y revistas agotados o de escasa difusión.

Las nuevas secciones se inaugurarán en octubre, al mismo tiempo que se estrenará el nuevo diseño gráfico de la web, en vísperas de las jornadas de difusión y trabajo que se celebrarán en el Centro Cultural El Monte de Sevilla entre los días 19 y 21 y que pretenden ser la “puesta de largo” del proyecto ante la sociedad andaluza. En las ponencias y mesas redondas intervendrán especialistas de primer orden como los historiadores Mirta Núñez, Francisco Moreno, Hilari Raguer, Antonio Miguel Bernal, José Luis Gutiérrez y Julio Aróstegui, los archiveros Antonio González Quintana y Laureano Rodríguez Liáñez, la jurista Margalida Capella y la periodista Montserrat Armengou. Aparte de este encuentro científico de corte académico, las jornadas también pretenden propiciar el trabajo en grupo de los investigadores-colaboradores para valorar los resultados alcanzados hasta la fecha, así como proponer y debatir posibles innovaciones y mejoras para la ejecución de este proyecto cuyo objetivo, formar el censo completo de las víctimas de la represión, es quizá utópico pero necesario e irrenunciable en la medida que atiende una demanda social a la que hasta ahora las diferentes administraciones no han sabido, o no han querido, responder con eficacia.

Fernando Romero Romero
Asociación Memoria Histórica y Justicia - Andalucía

Cecilio Gordillo Giraldo
Confederación General del Trabajo - Andalucía
Francisco Espinosa Maestre
Historiador

Publicado en "Cuadernos para el diálogo", número 13, septiembre de 2006

Acto de UCAR por la Tercera República Española




Fotografías tomadas el sábado 14 de abril de 2007, en el monumento al periodista republicano Constantino Ruiz Carnero, en la calle San Matías, junto a la antigua Capitanía. El acto fue organizado por UCAR-Granada y contó con la participación del periodista Paco Vigueras, biógrafo de Ruiz Carnero. Paco Ríos, exparlamentario andaluz por IU, recitó unos poemas de Ángel González, cerrándose el acto con la intervención del oncólogo José Luis García Puche, presidente de UCAR-Granada.

Un libro reivindica al maestro y los anarquistas asesinados junto a Lorca

Un libro reivindica al maestro y los anarquistas asesinados junto a Lorca.

El autor de la obra, el periodista Francisco Vigueras, y los nietos de Dióscoro Galindo y Francisco Galadí reclaman su derecho a desenterrar los cadáveres.

Los cuatro compartieron la última noche de su vida, el terrorífico paseo nocturno de los condenados a muerte, las balas de los asesinos. Y finalmente, compartieron también el abrazo de la misma tierra. Pero sólo uno de ellos tenía un nombre público que su muerte hizo aún más grande: Federico García Lorca. Sus tres compañeros de fosa fueron durante muchos años cadáveres anónimos, como tantos otros miles de asesinados durante y después del levantamiento fascista de 1936.

Se llamaban Dióscoro Galindo, Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, y hoy son un poco menos anónimos. En el lugar donde se cree que los cuatro están enterrados, junto al monolito del Parque Lorca de Alfacar, Francisco Vigueras presentó ayer su libro “Los “paseados” con Lorca: el maestro cojo y los dos banderilleros”, una obra que convierte en protagonistas a esos tres personajes secundarios de la tragedia del poeta.

«Lorca es querido mundialmente; se conoce muy bien su vida y su obra. Y sin embargo, estos personajes que son símbolos de una historia realmente emotiva estaban olvidados. Necesitaban tener vida propia», justificó Vigueras, periodista de TVE y miembro de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada. El libro, fruto de dos años de investigación, recoge los testimonios de los descendientes de Galindo y Galadí -Arcollas no los tuvo- y de los alumnos del maestro en Pulianas y Santiponce (Sevilla), su anterior destino.

Un maestro y un símbolo

Vigueras resaltó que la historia del maestro trasciende a su biografía particular. «Conforme iba reconstruyendo la vida de Dióscoro Galindo me daba cuenta de que estaba ante un símbolo», señala el autor, quien recuerda que durante la Guerra Civil unos 50.000 maestros fueron apartados de sus puestos o fusilados por “crímenes” como «no creer en la existencia de Dios».

Galindo, explicó, era «un hombre formado en la Institución Libre de Enseñanza, comprometido en la reforma educativa de la República, que creía en la escuela popular y laica y participaba en las campañas de alfabetización. Era un educador y un humanista». Sus antiguos alumnos, recordó, «hablaban de él con mucho cariño: era el hombre que les había enseñado a leer y a escribir, que de alguna forma era como enseñarles a ser hombres libres».

El “proceso” del franquismo contra el maestro fue «una farsa para justificar lo injustificable». «Días después de fusilarlo publicaron una circular en la que le suspendían de empleo y sueldo. En otra le daban un plazo para hacer las alegaciones oportunas. Naturalmente, no podía defenderse porque ya lo habían fusilado».

En cuanto a Galadí y Arcollas, el autor señaló que, aunque se les recuerda como banderilleros y llegaron a ser bastante famosos en el mundo taurino, el motivo de su muerte fue su militancia en el sindicato anarquista CNT. En realidad, eran hojalateros y toreaban para sacar un dinero extra.

«El libro -indicó Francisco Vigueras- hace un homenaje a la lucha sindical de unos hombres en un tiempo muy difícil, en el que una clase caciquil prepotente trataba a los trabajadores de forma despótica y humillante». Galadí y Arcollas, que resistieron en el Albaicín tras el golpe fascista, «dieron su vida por la dignidad de los trabajadores».

INÉS GALLASTEGUI/GRANADA

El periodista granadino Francisco Vigueras acerca al lector a la vida de las tres personas fusiladas junto a García Lorca

El periodista granadino Francisco Vigueras acerca al lector a la vida de las tres personas fusiladas junto a García Lorca

Efe

El periodista Francisco Vigueras presenta en Alfacar su libro "Los 'paseados' con Lorca. El maestro cojo y los dos banderilleros", biografía de Dióscoro Galindo, Francisco Galadí y Joaquín A. Cabezas, fusilados junto al poeta granadino, acto al que asistirán Nieves Galindo y Francisco Galadí, nietos de los fusilados.

"Los "paseados" con Lorca" (Comunicación Social, Ediciones y publicaciones. Pedro J. Crespo, Editor 2007), del periodista granadino Francisco Vigueras, acerca al lector a la vida de las tres personas fusiladas junto al poeta Federico García Lorca.

El libro, subtitulado "El maestro cojo y los dos banderilleros", es una biografía de las tres personas que fueron fusiladas junto al poeta en 1936 durante la Guerra Civil española: el maestro de escuela Dióscoro Galindo, y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín A. Cabezas.

También dedica un capítulo a la polémica desatada entre las familias Galindo y Galadí, que quieren recuperar los restos de sus desaparecidos, y la familia Lorca, que se opone a abrir la fosa.

"Este libro se convierte en un homenaje a los 50.000 maestros que perdieron la vida o fueron depurados por su compromiso con la reforma educativa de la República, que impulsó las misiones pedagógicas para llevar el conocimiento y la cultura a los pueblos", explicó a Efe Vigueras.

"Eran maestros que educaron a miles de niños en la escuela popular y laica, en los valores de la libertad, la igualdad y la justicia social", dijo.

La publicación de este libro tiene como objetivo "divulgar un periodo trascendental de nuestra historia reciente, poco conocido por las jóvenes generaciones, cuando se cumplen 70 años del golpe militar contra la II República y pretende recuperar para la memoria colectiva a personajes silenciados por cuarenta años de dictadura y olvidados por la transición democrática", añadió su autor.

"Se trata, pues, de reparar una deuda histórica con nuestro pasado y de hacer justicia con los familiares de los desaparecidos, que piden, desde hace tiempo, el reconocimiento de quienes fueron fusilados y quedaron injustamente tirados en las cunetas por defender la libertad frente al fascismo", dijo Vigueras, que recoge testimonios de familiares y antiguos alumnos para elaborar las biografías de los "paseados" junto al poeta.

El libro, publicado con una subvención de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura, será presentado, entre otros lugares, en la localidad sevillana de Santiponce, donde mañána el autor estará acompañado por antiguos alumnos del maestro Dióscoro Galindo y por José López González, alcalde de la localidad.

Ramón Serrano publica 'Encuentros republicanos'

Ramón Serrano publica 'Encuentros republicanos'

El novelista y editor del sello Flor de Viento recuerda los valores del periodo político español que precedió a la guerra civil.

Matías Néspolo

Diario ADN

Poeta, novelista y editor del sello Flor de Viento, Ramón Serrano (Barcelona, 1933) recibió en 1999 el Premio a la Lealtad Republicana por 89 republicanos y el Rey. Ahora regresa a su caballo de batalla con Encuentros republicanos (Planeta), un agudo libro de conversaciones. Desde Carlos Rojas y Julio Anguita, hasta Almudena Grandes y Oriol Bohigas, 28 personalidades reflexionan con Serrano sobre el fértil legado de un periodo político demonizado por la dictadura.

¿Resurgen hoy las ideas de la II República?

La tesis de este libro era recordar en su 75 aniversario los valores republicanos: la idea de una España federal, la enseñanza laica, el respeto a la legalidad internacional, la cultura de la paz, la separación de los poderes y preeminencia de la ética civil. Acompañados, por supuesto de una radicalidad democrática, de una participación auténtica. Me preocupaba restablecer la dignidad de estos valores después de 40 años de dictadura.

¿Y se conservan con buena salud hoy en día?

En mi generación de los niños de la guerra no, porque nos ha marcado el franquismo. La juventud es más curiosa, pero la República pasa a veces como un mero símbolo de rebeldía antisistema.

¿Triunfaría la República en un referéndum?

Hoy no lo creo, por lo menos hasta que no se restablezca el prestigio de los valores republicanos y sean reconocidos por toda la sociedad. De allí la lenta pedagogía por la que aboga este libro.

¿Aún es necesario romper con el franquismo?

Sí, porque el rey Juan Carlos con ese consenso de simpatía campechana representa una continuidad tranquila. Y la actual monarquía no es fruto de una restauración, sino de una instauración del franquismo, es su herencia.